PELIGRO EN LA CUENCA DEL RIO ICA


Agua, Agua, Agua, De Dónde Agua, Adónde Agua…

Noël Pallais Checa, PhD

LAGUNA PARIANACOCHA

LAGUNA PARIANACOCHA
Situada en la cabecera de la cuenca del río Ica

El impresionante desarrollo agrícola en la costa del Perú se basa en la limitada cantidad de agua proveniente de las cuencas andinas que fluyen hacia el Océano Pacífico. El crecimiento de cultivos de exportación en el valle de Ica ha sido ejemplar; y su más clara evidencia es el empleo total que hoy existe en la capital de Ica. Pero la sostenibilidad de este admirable éxito económico está ad portas de colapsar por la sobre explotación del agua disponible en la cuenca del río Ica. Los síntomas del advenimiento de un desastre ambiental y social en Ica se evidencian con el descenso dramático de hasta 10 m del nivel freático del acuífero durante la última década, y con el notable aumento de la salinización del acuífero durante el último quinquenio.

En la última década la carencia de agua para riego en el valle del río Ica ha llegado a niveles críticos. Pero esto no se debe a la reducción de la oferta de  agua en la cuenca del río Ica, como se pretende señalar. Al contrario, durante los últimos quince años ha llovido un poco más que en los quince años anteriores en las tres eco-regiones que alimentan de agua de lluvia la cuenca del rio Ica: Puna (>4000 msnm) con 584 Km2, Suni (3000-4000 msnm) con 395 Km2, Quechua (2000-3000 msnm) con 611 Km2. Debido al aumento en la deforestación, sin embargo, una mayor parte de las lluvias no logran infiltrarse en el suelo y se pierden en el mar.

En la Puna (SENHAMI-Túnel Cero) de la cuenca del rio Ica se genera un “promedio” (1962-2005) anual de 485 MMC (millones de metros cúbicos) de
agua de lluvia (min/max: 310/800 MMC). También suele llover (1963 2010) casi 150 MMC (0.6/406 MMC) en la región Suni (SENHAMI-Tambo) de la cuenca del río Ica, y un poco más de 130 MMC (0/533 MMC) en la región Quechua (SENHAMI-Chocorvos). La suma de los promedios de la oferta de agua propia de la cuenca del río Ica es 765 MMC, sin embargo, la cantidad de agua aprovechable proveniente de las lluvias en las regiones Suni y Quechua es inferior que en la Puna. Esto se debe a la mayor dispersión de los días con lluvia y a la mayor temperatura en estas regiones, lo cual resulta en una mayor evaporación de agua desde la superficie del suelo.

Desde los años cincuenta, la cuenca del río Ica ya era considerada como insuficiente para satisfacer la demanda de agua para riego en el valle. Esto debió haber sido suficiente para obligar a los dirigentes políticos a establecer límites en la expansión de cultivos en el valle de Ica. Fue entonces que comenzó el auge de la construcción de pozos privados en el valle para extraer agua del acuífero. En la actualidad existen 2,129 pozos agrícolas (INRENA 2004) que extraen aproximadamente 50 MMC.

En 1960, para aumentar la oferta hídrica “superficial” en el valle de Ica, el estado peruano inició las operaciones del proyecto Choclococha, en el cual agua captada en la parte de la cuenca alta del río Pampas—en la vertiente del Atlántico— es trasvasada a la cuenca del río Ica. Un promedio de 57 MMC de agua trasvasada del río Pampas logra llegar hasta el valle de Ica.

En 1971, tomando en cuenta los resultados de diez años de agua adicional obtenida de la cuenca del río Pampas—en el “Inventario, Evaluación y Uso Racional de los Recursos de la Costa: Cuenca de Ica”—la Autoridad Nacional del Agua concluye: “Comparando las demandas de agua del valle con las disponibilidades totales, superficiales y subterráneas, se ha determinado la existencia de serios problemas derivados de la variabilidad natural del régimen de descargas del río. El análisis revela que la demanda actual de agua es de 742.22 MMC y que el déficit promedio anual es de 277.56 MMC.” Sin evidentes repercusiones negativas como consecuencia de continuar con el “déficit” mencionado— a pesar de su “alto nivel de precisión”—es lógico explicar por qué entonces nadie tomó en serio está información.

Para dialogar seriamente usando promedios de varias décadas relacionados a parámetros climáticos, el empleo de la precisión es superfluo, esconde que existen épocas de extremos y distrae del tema principal. Peor aún, en este caso existe un error conceptual en la presentación del déficit estimado por ANA. La realidad es que entonces no existía un “déficit” per se en la cuenca del río Ica. Lo que existía, y hoy con mayor intensidad continúa existiendo, es una deficiencia de “agua superficial” para regar los cultivos establecidos. La actual (2010) demanda anual de agua estimada en el valle de Ica por el Ministerio de Energía y Minas (INGEMMET) es 945 MMC. Aquí nuevamente se comete el error conceptual de asumir que se pierde la cantidad de agua que se infiltra en el suelo, sea durante su conducción en canales no revestidos, o por la sobre aplicación de agua en los campos de agricultores.

Nadie duda que el consumo “neto” de agua en el valle de Ica ha aumentado desde 1971. Yo me atrevo a estimar que hoy el consumo neto es aproximadamente 750 MMC. Su mayor componente es el consumo neto estimado por la demanda de 30,000 ha cultivadas en el valle de Ica (aproximadamente 600 MMC). El resto proviene del consumo rural, urbano e industrial de toda la cuenca, además, incluye el consumo neto en las partes medias y altas de la cuenca por ganadería y fauna natural, la evapotranspiración de los cultivos y de la flora natural.

Según mis cálculos, durante la última década se ha estado consumiendo anualmente  en la cuenca del río Ica cerca de 50 MMC más de la oferta sostenible. Lo cual conlleva un efecto aditivo que causa el paulatino descenso del nivel saturado de la cuenca. Ahora bien, un promedio anual de casi 40 MMC de agua se pierde de la cuenca del río Ica inútilmente cuando el río fluye al mar durante la época de lluvias. La proporción del total de agua que produce la cuenca del rio Ica que se pierde al mar en la superficie, ha aumentado debido a la deforestación en las partes altas y medias de la cuenca. De manera que es lógico sugerir la necesidad de emprender un desarrollo forestal estratégico de la cuenca—para reducir la velocidad del flujo de agua durante las épocas de lluvias y aumentar la infiltración de agua en el suelo—y así reducir la cantidad de agua que se pierde en el mar durante las épocas de mayor avenida. Las estrategias para disminuir la escorrentía y aumentar la infiltración de agua en el suelo en las épocas de intensa precipitación pluvial, también son la solución para mitigar la falta de agua en las épocas de poca lluvia.

Para resolver el “déficit neto” de agua en la cuenca del rio Ica realmente se debería comenzar con una evaluación precisa del consumo neto (evapotranspiración) relacionado con el área cultivada en el valle de Ica y la oferta real de agua en la cuenca. Sin embargo, los deseos de aumentar en el valle de Ica la cantidad de agua superficial disponible, exceden la racionalidad y amenazan con incrementar aun más la velocidad de la salinización del acuífero. Por ejemplo, se estima que un 40% del agua que es trasvasada del río Pampas se infiltra en el subsuelo de la cuenca durante su conducción hacia el valle. Y desafortunadamente, según el Ministerio de Energía y Minas (INGEMMET, Boletín No.3, Serie H, 2010), “en la cuenca del río Ica, la infiltración constituye un factor de pérdida muy grande para la escorrentía”. Por ende, hoy existe un proyecto (PROYECTO ESPECIAL TAMBO CCARACOCHA)— formulado por el gobierno de la región de Ica en 2010—cuya inversión bordea los trescientos millones de dólares con los objetivos 1) de construir una presa drenando “20 Km2” en la cabecera de la cuenca—donde se encuentran las lagunas Parionacocha— para almacenar las aguas que son trasvasadas del río Pampas, y 2) construir un canal de cemento de 73 Km que impida la infiltración de agua en el suelo durante su flujo desde Ccaracocha hasta Tambo.

Las aguas de la cuenca que fluyen hacia el mar a través del subsuelo de un acuífero costero son muy importantes porque impiden el ingreso de agua marina al acuífero. Si bien estas aguas no son utilizables para los que riegan con agua superficial, es un grave error que perjudica a los agricultores que dependen del agua en el subsuelo, considerar que estas aguas se pierden inútilmente. La intrusión de agua salada en el acuífero ocurre por la disminución de la presión de agua dulce hacia el mar, como resultado de la reducción del nivel saturado del acuífero en el valle de Ica, y que en varios lugares ya supera los 10 m. La intrusión de agua marina como consecuencia de la sobre explotación del acuífero del valle es la senda segura para que pronto lo ejemplar en Ica sea el desempleo. Existen demasiados ejemplos en el mundo de los efectos devastadores por la incursión de agua marina en el acuífero dulce de la cuenca.

En la actualidad no es permitido construir más pozos en el valle de Ica de los 2,129 pozos existentes (INRENA 2004). Pero esta restricción no es una solución, porque hoy ya se está usando más agua de la que es disponible para asegurar el desarrollo sostenible en el valle. Lo lamentable de no considerar los aspectos integrales de la cuenca, es que si la importancia de recargar el acuífero fuese debidamente considerada, es muy posible que la restricción de extracción de agua del subsuelo pudiese ser reevaluada y sus limites ampliados. Las medidas necesarias para corregir el inminente desastre requieren del conocimiento de las prioridades integradas de la cuenca. Además, se requiere de dirigentes políticos con visión y mucho coraje para no dejarse influenciar por grupos con intereses basados principalmente en aumentar, “a toda costa”, el agua de riego superficial en el valle de Ica.

Si las partes altas y medias de la cuenca del río Ica no estuviesen casi totalmente deforestadas, el aumento de la vegetación supondría un aumento del consumo neto de agua de la cuenca. Con lo cual, si bien ayudaría en la recarga del acuífero, también reduciría la cantidad de agua superficial disponible en el valle de Ica. Similares resultados se producirían si los agricultores en las partes medias y altas tuviesen acceso a suficiente agua y tecnología para hacer producir sus terrenos de cultivo disponibles, y poder así salir de la vergonzante pobreza extrema en la que se encuentran. Las paradojas de esta deplorable situación en la que viven estos peruanos, cuya esperanzas de progresar después de la pacificación del terrorismo rural se han visto burladas, deben ser enfrentadas.

PROVINCIA DE HUAYTARA

PROVINCIA DE HUAYTARA
Region SUNI
Distrito de Tambo

En conclusión, la vulnerabilidad de “todos” los habitantes de la cuenca del río Ica es extrema debido a la falta de entendimiento sobre las características integradas de la cuenca. Y a la embriaguez que nos produce el rápido crecimiento económico, y que nos hace olvidar sus consecuencias. Continuar con la errada idea de que las aguas que se infiltran en el suelo se pierden, sería un grave error cuyas consecuencias van a resultar en la destrucción del ejemplar progreso que hoy existe en el valle de Ica. De manera que es de suma importancia tomar acciones valientes y efectivas para detener la alarmante velocidad del descenso en el nivel freático del acuífero en el valle de Ica.

2 Responses to “PELIGRO EN LA CUENCA DEL RIO ICA”

  1. Alejandro Ferreyros Kuppers Says:

    Muy interesante. No solamente por la calidad de la información y las conclusiones a las que conduce correctamente, sino también porque inducen a una reflexión sobre la forma que ha ido adquiriendo la explotación de la naturaleza, al amparo del desarrollo científico y principalmente tecnológico, en desmedro de la atención que merece. Hasta los súcubos de Bran Stoker sabían que debían cuidar de Jonathan Harker para poder seguir sangrándolo. El vértigo millonario descuida el futuro de los hijos, y la sobreexplotación de las aguas superficiales del Ica parece condenar a las generaciones siguientes a seguir la suerte de Sísifo.

  2. Lo saludo primeramente Sr noel , espero que estas informaciones que publica usted lo lean todos los ciudadanos del departamento de Ica y que hagan fuerzas y que los politicos se pongan una mano en el corazon y que hagan realidad este proyecto cuanto antes por el bien de los futuros ciudadanos de ICa !!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: